• Escríbenos a nuestro Whatsapp: 316 764 20 88

¿Será que Este Paro si Existe?

27 de Mayo 2017

Que gran paradoja la que se presenta en Buenaventura. Es el principal puerto del pacífico del país, donde se movilizan 17.6 millones de toneladas año, se mueven mas o menos el 67% de las materias primas del país y aporta $5.8 billones de pesos en impuestos. Parezca lógico o no, en esa misma ciudad hoy el 81% de la población está en la pobreza, el 44% en la indigencia. El desempleo puede estar cercano sino es mayor, al 60%. La inseguridad sigue creciendo. El 71% de su población obtiene agua día de por medio. No hay hospital público y el colegio se les quedó a medias.

Desde que estaba muy niño y ya tengo 44, he escuchado que Buenaventura es el futuro. Lo infame… Es que se lo han venido robando consistentemente. Entiendo que han destituido a 6 alcaldes, 3 de ellos están hoy en la cárcel y uno de ellos asesinado después de terminar su periodo. La institucionalidad en la ciudad más importante del pacífico colombiano es muy débil, para no decir que inexistente. Siendo justos, a Buenaventura siempre le han llegado recursos y no pocos, pero la corrupción no ha permitido que se realicen o se terminen las inversiones sociales y/o de infraestructura para obtener bienes públicos de impacto social que disminuyan las brechas, la inequidad y mejore la condiciones y calidad de vida de su gente. Es infame que la corrupción local los tenga sumidos en la pobreza, la inseguridad, sin agua, hospital y colegio público, entre otras cosas.

El desempleo en la ciudad es mayor al 60%. No podemos negar que han sido pocas las empresas e industrias que se han asentado en Buenaventura, lo cual lo hace un puerto atípico. Las empresas quieren estar cerca de sus mercados y/o de sus materias primas si son importadas, para ganar tiempo y costos. Pero esto no está pasando, en gran medida por las mismas causas por las cuales su población se encuentra en las calles protestando. Hoy más que nunca recobra importancia y relevancia la frase de don Manuel Carvajal; “no puede haber una empresa sana en un medio social enfermo.” Sin agua, sin un servicio confiable de energía, educación para desarrollar el talento, sin servicio de salud para atender dignamente a los colaboradores y con tanta inseguridad, no se dan las condiciones y se hace muy difícil atraer y retener la inversión para el asentamiento empresarial. Sin duda alguna, la corrupción también es la culpable que hoy la empresa que genera ingresos y ofrece oportunidades, no esté llegando en mayor proporción a Buenaventura, a cumplir su función más importante; que es la de ser el motor de desarrollo social y económico de un territorio.

La situación es alarmante y todos debemos reconocer que tenemos una deuda histórica por resolver con esta ciudad y su gente. Somos profundamente respetuosos del derecho a la protesta, pero tenemos que decir, que es inaceptable que se usen las vías de hecho, la violencia y el vandalismo para reclamar, así estas estén justificadas. Toda nuestra solidaridad con los diferentes afectados en estos días de paro.

El gobierno nacional también es responsable de lo que está sucediendo. Prometió $400 millones de dólares de inversión en la ciudad. Los cuales no fueron destinados exclusivamente para Buenaventura, sino que se amplió el alcance al famoso plan “Pazífico” y se empezaron a destinar parte para el Chocó y otros para Tumaco. La realidad es que incumplieron, así nos digan hoy que se han realizado inversiones importantes. Adicionalmente, parece que para el gobierno “este tal paro no existe”. El sábado 20 de Mayo anunciaron que el domingo viajaría una comisión del gobierno liderada por el ministro Cristo para restablecer el diálogo con los organizadores del paro. El domingo no llegaron, pero se comprometieron que el martes se instalaría la comisión para revisar la metodología de trabajo, abonando terreno para que el miércoles, llegara por fin el ministro Cristo a liderar las negociaciones. El miércoles tampoco llegó el ministro y las mesas se reunieron nuevamente a encontrar puntos de encuentro. Al finalizar la tarde, las mesas se suspendieron por dos días más para realizar consultas jurídicas y así poder revisar la viabilidad de las propuestas. Se restablecieron los diálogos el viernes, obviamente el ministro Cristo nunca llegó. Renunció antes, dejando un mensaje muy preocupante; fueron más importantes los cálculos electorales que enfrentar esta difícil situación social y económica en Buenaventura. El viernes no hubo acuerdo y el nuevo ministro voló de regreso a la capital a las cinco de la tarde. Al momento de escribir este Blog, parece que por fin iba a llegar una nueva comisión técnica liderada por los Ministros de Salud, Vivienda y Ambiente. Ha pasado mucho tiempo, demasiado para afrontar esta difícil situación. Confiemos en Dios que así sea, puesto que es festivo.

En el entre tanto, ya llevamos 13 días de paro, la ciudad desabastecida de alimentos y algunos medicamentos, los puertos con su capacidad de almacenamiento desbordada, buques fondeados sin poder atracar, las empresas a punto de colapsar y el comercio exterior del país frenado. Todos los vallecaucanos y el país en general, esperábamos que el gobierno nacional le Parara-Bolas a esta situación y la liderara, especialmente y por que no, el Presidente Santos. Pero como me lo dijo un pajarito por ahí, que les aseguro no fue el de Maduro… “¿Será que este paro si existe?”

Por: Gabriel Velasco Ocampo

Publicaciones relacionadas:

Comentarios

comentarios

About The Author

Canal2