• Escríbenos a nuestro Whatsapp: 316 764 20 88

CARTA DE RESPUESTA ABIERTA

A LA DIRECTORA DEL DEPARTAMENTO DE PROSPERIDAD SOCIAL DE LA PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA.

Cali, 19 de diciembre de 2019

Apreciada Dra. Susana.

Ante su pedido para que no le vuelva a compartir mis “Editoriales del Director”, que presento regularmente en mi programa del Canal 2, a propósito del último que está referido al tema del Esmad; con la mayor consideración le sugiero no cerrar el Canal de comunicación, pues como es obvio, esta actitud de unos y otros, de “no escucharnos”, nos tiene en el punto crítico que vivimos como sociedad.

Admito que mi discurso no tenga que ser de su agrado, pero como es fácil comprobarlo, en éste, ni digo mentiras, ni insulto a nadie. Que es en mi opinión, la ley de oro del periodista. Lo que sí hago es mostrar realidades incómodas y desafortunadas, construídas desde quienes tienen el poder de hacer que las cosas ocurran o que no sucedan.

Dra. Susana, la invito de nuevo a mi programa; el país joven, el del siglo 21, necesita con urgencia mensajes creíbles. Usted sabe que lo único que se ha sembrado por parte del establecimiento de poder, es mayor concentración de riqueza y privilegios en muy pocas familias y grupos y una enorme exclusión de compatriotas, que no están pidiendo que la riqueza desaparezca y se distribuya y que tampoco están pretendiendo que los ricos no existan. Solo pretenden que paren la codicia, que frenen el descaro en el despojo de los bienes comunes y en el asalto al Estado.

Le respondo desde mis más profundas convicciones. Tengo 62 años, he sido actor del país en el último medio siglo; hoy, además de dirigir una ONG – Corporación CECAN -, que puede mostrar un honrado y exitoso trabajo en el Valle y parte del Cauca, estoy al frente del medio de comunicacion Canal 2 de Cali, esperando hacer periodismo ciudadano, independiente, honesto, sin anclajes doctrinarios desde ninguna orilla política, diferentes a los de la defensa del bien común y del derecho de la gente a poder gozar de unos mínimos partidores sociales, para vivir con dignidad sus vidas.

El Esmad, apreciada Dra. Susana, está conformado por hombres y mujeres del pueblo que terminan entrenados solo para agredir. No alcanzan a ganarse 2 salarios mínimos mensuales, pero salen a la calle envalentonados con un discurso de odio y miedo a la manifestación colectiva. Ah, y además, he presenciado cómo ellos, los muchachos, han defendido por su propia iniciativa, a policías verde olivo, cuando alguien ha intentado agredirlos. Créame, los marchantes de hoy, no buscan vandalismo. Buscan espacio para ser oídos. No es necesario que los asesinen o que los dejen lisiados.

Yo he estado cubriendo las movilizaciones y en algunas me han conmovido las actuaciones de una muchachada, que casi con inocencia reclama que los escuchen, que no se les niegue su derecho al futuro. No piden nada más. No hablan de subversión, ni de guerrilla, sólo hablan de su presente, porque a ellos el pasado en el que usted y yo crecimos, no les dice nada, o mejor, si les dice que no fuimos capaces de construir un país decente.

¿Cómo podemos defender que lo hicimos bien, cuando en el campo profundo y en el periférico de las ciudades, hemos dejado abandonados a los colombianos más pobres a su suerte y, cuando los reconocemos, sólo lo hacemos, para seguirlos aprovechando sin un mínimo de pudor.? ¿Cómo podemos afirmar que hemos hecho la tarea de sentar las bases de una sociedad moderna y democrática, cuando el país está lleno de desplazados, de hijos huérfanos, de viudas, de padres huérfanos.? Las fosas comunes de los falsos positivos no tienen perdón del cielo y del Dios que reivindican los creyentes. Si bien los guerrilleros hicieron fechorías y cometieron atrocidades, esto no exculpa al Estado y a nuestra “clase dirigente” para obrar con igual o peor saña y alevosía.

Ahora mismo en la reforma que el gobierno está impulsando, se habla de beneficiar al empresariado para promover el empleo y el crecimiento económico. Eso no es cierto. Revise los datos. Los beneficiados son los grupos económicos, las multinacionales, los banqueros y los terratenientes, aproximadamente 3100 empresas. El 70% del beneficio de exenciones propuestas queda en estas manos. Solo el 30% de las tales exenciones, se reparte en cerca de un millón de empresas registradas en el país. Luego entonces, con el sustantivo empresariado, cubrimos con la misma colcha a quienes tienen el poder de cooptar el Estado, que son muy pocos, y a quienes hacemos empresa todos los días, “a pesar del Estado” y quienes, además, somos los que verdaderamente generamos el empleo, pues el otro empresariado, hace negocios, pero en mucho, con la plata trasladada del bolsillo del Estado, al bolsillo de sus cuentas de resultados. Evidencias al canto y bien maquilladas.

Igual ocurre con el tema del salario mínimo. Economistas neoliberales, que con toda seguridad jamás han hecho empresa a riesgo con sus propios capitales, insisten en pauperizar el ingreso mínimo de los trabajadores, con el argumento de que un aumento significativo dispara la inflación. Olvidan o distorsionan la evidencia empírica de que un aumento general de salarios, es motor del consumo económico y olvidan que no fue Keynes el que lo demostró, sino un empresario capitalista como el que más, Henry Ford, cuando argumentaba que él aumentaba el salario a sus trabajadores, porque de esa forma posibilitaba, que ellos, sus propios trabajadores, pudieran comprar los coches que fabricaba en su planta. Y sin embargo, los empresarios compran el falaz discurso, el de los economistas neoliberales, sin tener en cuenta, que es el mismo Estado rector del pírrico aumento del SMLV, el que a renglón seguido aumenta, y con creces, sin sujeción alguna a indicadores de inflación, el costo de los servicios públicos, de los combustibles, de los peajes, de los registros notariales y ante entidades públicas, etc, rubros que, esos sí, afectan gravosamente la capacidad económica de empresarios y trabajadores.

Así como estos temas, podría seguir con la retahíla de tantos más, sin embargo, ya que por lo menos hasta ahora, tengo la oportunidad de comunicarme directamente con usted, lo hago, porque si me permite recordárselo, antes ya hemos hablado con un café, de estos temas, y en mi opinión, detrás de su carácter recio y de su apellido, hay una mujer profesional y compatriota, que quiere hacer algo interesante por el país. Con respeto le sugiero atreverse a tomar la posta del debate urgente y pendiente a la clase dirigente. Usted hace parte del establecimiento de poder y por eso mismo, nadie mejor que usted, para airear nuevos desafíos, a una clase que pareciera no entender que estamos en el siglo 21, que hay un cambio de época en la dinámica global y que hay nuevas miradas y sentires en la humanidad que viene pidiendo cancha para jugar el partido.

Dra. Susana, si ha llegado hasta aquí leyendo mi carta, agradezco su atención y su disposición para aceptar el examen crítico que propongo. Independiente de su respuesta y de la mucha distancia que pueda existir entre nuestras miradas sobre el país, le renuevo mis sentimientos de aprecio, esperando un nuevo café con usted en los próximos días.

Cordial saludo.

José Alberto Tejada Echeverri
Director Sistema Informativo CECAN MEDIA
Celular 3182050668
joaltejada@gmail.com

About The Author

Canal2
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!