• Escríbenos a nuestro Whatsapp: 316 764 20 88

Flores amarillas, vallenatos y música de Bartók para despedir a Gabo

El presidente Santos encabeza la comitiva colombiana que asistirá al homenaje póstumo en México.

A la par que en Ciudad de México el Palacio de Bellas Artes se engalanaba para rendirle este lunes su homenaje de despedida a Gabriel García Márquez (1927-2014), el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, invitaba a diferentes escritores y periodistas colombianos, colegas de Gabo, a acompañarlo en este primer gran tributo oficial a la memoria del autor de Cien años de soledad.

Santos viaja este lunes en la mañana a Ciudad de México, en compañía de la primera dama, María Clemencia Rodríguez. De los expresidentes, solo asistirá César Gaviria Trujillo. “Los demás no podrán ir, básicamente, por temas de agenda”, explicó la ministra de Cultura, Mariana Garcés. Y añadió que Belisario Betancur, que gobernaba cuando Gabo recibió el Premio Nobel, en 1992, se está recuperando de un cuadro gripal que le impide desplazarse al país que acogió al escritor colombiano.

La comitiva colombiana también estará integrada por el escritor William Ospina y reconocidos periodistas, como Roberto Pombo, director de EL TIEMPO, y María Elvira Samper. Además, van los ministros de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, y de Trabajo, Rafael Pardo. (Vea el especial:‘Macondo está de luto)

Santos arriba a la capital mexicana hacia el mediodía y la guardia de honor que hará junto con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, está programada para las 7 de la noche (hora de México; 8 en Colombia), dijo la Ministra. De acuerdo con información oficial, los dos mandatarios harán una breve intervención, de unos 10 minutos cada uno, en honor del autor fallecido el Jueves Santo.

La despedida, que no tendrá carácter religioso, se realizará en el emblemático escenario donde los mexicanos les dan el adiós a sus grandes personalidades del campo de las artes –y también a extranjeros que eligieron a ese país como su casa–. Desde este domingo, el lugar se preparaba con pendones con la imagen en blanco y negro de Gabriel García Márquez, marcados con los años de su nacimiento y muerte (1927-2014). Mientras que los admiradores del nobel empezaban a tomar fotografías para evocar su despedida.

El vestíbulo de este recinto de arquitectura francesa, contiguo a la Alameda Central, acogerá las cenizas del escritor. Se prevé que el cortejo parta de la casa del Nobel en el barrio Pedregal del San Angel, a eso de las 3 p.m., con rumbo al centro de la capital mexicana.

“A partir de las cuatro de la tarde estarán las cenizas del maestro García Márquez para que el público pueda circular por ahí para despedir a este gran autor, que es tan nuestro, y es el gran escritor universal”, informó la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina García Cepeda. Se espera que la gente tenga acceso a los restos a lo largo de unas tres horas, aunque García Cepeda añadió que la familia está dispuesta a que este tiempo se extienda hasta que la última persona pueda expresarle sus respetos.

Los restos del Nobel estarán flanqueados por banderas de Colombia y México. El acto estará abierto al público, incluirá acordes de la pieza Intermezzo interrotto, del compositor húngaro Bela Bartok, así como los vallenatos que más le gustaban a García Márquez. También se anunció una despedida llena de flores amarillas.

En ese mismo lugar, donde este lunes México despide a un colombiano que adoptó como suyo, fue homenajeado el escritor Carlos Fuentes –amigo personal de Gabo–, el 16 de mayo del 2012, en un acto encabezado por el entonces presidente, Felipe Calderón. También allí se despidió al nobel de literatura Octavio Paz, cuando murió en 1998, y recientemente, en el mismo lugar, fue recordado de nuevo al cumplirse el centenario de su nacimiento.

Al actor Mario Moreno ‘Cantinflas’ lo lloraron los mexicanos en el Palacio de Bellas Artes cuando falleció en 1993. Lo mismo ocurrió con la cantante Chavela Vargas, costarricense de origen y quien vivió ocho décadas en México, hasta su muerte, en el 2012.

“Pero es que García Márquez era muy mexicano”, afirmó Plácido Pérez, del Instituto Nacional de Bellas Artes, acerca del lugar de honor elegido para la despedida.

Sobre el destino final de las cenizas de García Márquez aún no hay nada confirmado. El viernes, el embajador de Colombia en México, José Gabriel Ortiz, sugirió que estas se dividan entre los dos países, pero después de una conversación con la viuda de Gabo, Mercedes Barcha, declaró que será la familia la que finalmente decidirá cómo y dónde terminarán los restos.

“El luto es de ellos, el pesar es de ellos y ellos son quienes en su fuero interno, su señora y sus hijos, tomarán esa decisión”, dijo Ortiz a los medios. “Si la familia así lo considerara, nos encantaría a los colombianos, sin excepción, hacerle un homenaje al maestro García Márquez en alguna parte de Colombia, en Bogotá, en Cartagena o en Aracataca”, reconoció el diplomático, quien recalcó que la decisión final será comunicada por la propia familia.

Por su parte, en Aracataca, su tierra natal, los cataqueros realizarán un sepelio simbólico paralelo, que partirá de la casa donde nació, el 6 de marzo de 1927.

Fuente: http://www.eltiempo.com/cultura/libros/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-13856827.html

Publicaciones relacionadas:

Comentarios

comentarios

About The Author

Canal2

No Comments

Leave a Reply