• Escríbenos a nuestro Whatsapp: 316 764 20 88

PARIS: ¡OCCIDENTE Y EL RIESGO DE LA LEY DEL TALION!

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_image admin_label=»Imagen» src=»https://www.canal2.co/wp-content/uploads/2015/11/12249761_194985124171742_6007015825504327717_n.jpg» show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» animation=»left» sticky=»off» align=»left» force_fullwidth=»off» always_center_on_mobile=»on» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» /][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Cali, 15 de Noviembre de 2015,

Señor (a),
Ciudadano (a) Francés.

Respetado (a) conciudadano (a) del mundo:

Le escribo estas líneas desde un país tercermundista en Latinoamérica y lo hago, para expresarle mi rabia por el dolor que los gobernantes de los países que dominan el mundo occidental hoy, y desde hace dos siglos, les propician a sus pueblos con las decisiones imperialistas y abusivas que han tomado, al usurpar y esquilmar, no solo las riquezas naturales, sino también, las culturales e históricas, de pueblos inermes que han resistido el asalto internacional con argumentos de ejercicios civilizadores.

Mi lenguaje no es políticamente correcto y no me interesa para nada que lo sea. Lo que si me interesa es correr el velo de la hipocresía internacional de los gobiernos y de los medios que los sustentan, así como también la individual, la de cada uno, cuando unos y otros señalan con el dedo a “esos criminales musulmanes” que sin ningún pudor, entran a la casa patriótica de sus naciones a hacer de las suyas alimentados por “doctrinas de odio, venganza y desprecio por la civilización occidental”. Las acusaciones se generalizan sobre todos aquellos que sean o parezcan musulmanes, sin diferenciarlos con quienes, de entre ellos, conforman los escuadrones de terror que juegan su juego, el que han sembrado y cultivado los más poderosos gobiernos occidentales, el juego del terrorismo de Estado.

¿Será que la Francia de la Ilustración y el Renacimiento, con su prédica de “Libertad, Igualdad y Fraternidad”, quedó olvidada en el devenir de la historia?. ¿Será que cuando en los albores del siglo pasado, más concretamente en 1916, se repartió con el Reino Unido el territorio musulmán que históricamente ocupaban miles de seres humanos, para dividirlo según sus intereses en lo que hoy son países como Irak, Siria, Palestina y Líbano, lo hizo buscando el mejor y mayor interés de esos “hermanos” musulmanes?. ¿Francia se hizo al control territorial de estos pueblos, con propósitos de ilustración o con propósitos de dominación “económica e imperial”?. ¿Francia ha invadido Siria hoy para defender a su pueblo, o para defender “sus intereses imperiales y colonizadores”?. ¿Francia apoyó antes la invasión a Irak a principios de los años 2000 por parte de EE.UU, para salvar a su pueblo del horror del dictador, o para apoyar el despojo y la apropiación geopolítica, parapetándose en razones humanitarias?. ¿Están el Presidente Francés y los demás gobernantes occidentales en condición de negar que el EI no es otra cosa que la obvia desagregación de monstruos de terror, como Al Qaeda, incubados originalmente al interior de sus gobiernos, por sus propias iniciativas de inteligencia y contrainteligencia, de guerra permanente de baja intensidad?.

Como sé que a estas alturas de mi carta, muchos de quienes la leen deben estar escandalizados releyendo mis necias preguntas, advierto y aclaro que no justifico en “ningún escenario y en ninguna circunstancia”, el terrorismo. Pero, igual advierto y aclaro, que para mí el primer terrorismo lo han encarnado históricamente los Estados poderosos, como la Francia, el Reino Unido, Rusia y los EE.UU, entre los más definitivos, incubando con su prepotencia inmemorial, el odio y el afán de venganza en los pueblos oprimidos, expoliados, avergonzados y humillados con su fino juego de naipes y con su aterradora fuerza militar y paramilitar.

También le agrego a mi diatriba, un llamado de atención a los demás “indignados ciudadanos occidentales” que ahora se aterran de la locura de la que son víctimas en sus propios patios. Les pregunto a ellos, a los pueblos que han elegido a quienes los gobiernan y que en su nombre acometen todas las guerras, todos los abusos, todos los saqueos, todas las injurias contra las “civilizaciones menores”: ¿No los ha asqueado el juego con el que sus gobernantes han mantenido aturdido y arrinconado al mundo no occidental, pasando por encima de su historia, de su cultura, de su riqueza, de su noción como pueblos?. ¿Los ciudadanos occidentales, los más ilustrados y preparados de la historia reciente de la humanidad, no se han sentido cómplices de la brutalidad y del despojo que sus gobernantes y fuerzas de asalto militar, les han hecho a otros pueblos, para entre otras, garantizarles a ellos, a los ciudadanos occidentales, sus estándares de vida buena, a costa de la muerte lenta pero segura, invisible e infame de los hijos y los viejos de esos pueblos allende sus fronteras?.

Estos dolorosos hechos a los que hoy asiste el mundo occidental, en el espejo de París, debieran resultar en un examen riguroso del modelo de proyecto mundial que los gobiernos “elegidos” y “dejados elegir” por los buenos ciudadanos occidentales, quieren ofrecerles a las presentes y futuras generaciones. Un modelo desquiciado, en el cual solo pueden vivir bien los unos, si los otros viven mal. Un modelo autoritario sustentado en un racionalismo precario, que hasta la misma ciencia ya confronta cuando nos muestra que no hay tal que solo existe nuestra razón y nuestra lógica, que es cierto y demostrado que hay “otras”, posiblemente incomprendidas por el enanismo mental de occidente para verlas, pero no por ello, inexistentes y potentes como referentes de otra humanidad, de otra relación con el entorno global, el que incluye, a todo y a todos.

Si entendemos a las religiones como señales culturales de la humanidad, entonces respetemos sus manifestaciones más diversas. Si reconocemos que occidente es un hijo casi bastardo de la civilización humana, con no más de 2 milenios largos de historia, en un horizonte de más de 12 milenios de historia documentada, es apenas sensato reconocer que no podemos seguir siendo tan atrevidos de pensar que ahora, nosotros, los recién llegados al convite humano, tenemos la razón, desconociendo para ello, la razón atávica de pueblos milenarios que no solo religión han incubado, pues sin ellos, las matemáticas, la física, la química, la astronomía, la medicina, el derecho, la arquitectura y las artes pictóricas y musicales, no habrían podido potenciarse.

A manera de conclusión, “siembra vientos y cosecharás tempestades”. Duélanos o no, lo comprendamos o no, lo aceptemos o no, este es el corolario de la provocación histórica de occidente para con el medio oriente.

Llorar los muertos es un derecho inalienable de los humanos. Vengar los muertos propios, es una pulsión presente en el corazón humano. Hoy, grupos terroristas minoritarios de los pueblos que antes fueron mancillados, mancillan a occidente. Ahora los occidentales atacados y ofendidos, reivindicarán su sacro derecho y volverán a atacar y la rueda sin fin de la venganza y contravenganza seguirá. Mientras tanto, los poderes que mueven los hilos de las armas, del petróleo, del agua, de las tierras, de los mares, seguirán instándonos a todos a mantenernos hoy como espectadores y mañana como protagonistas de esta infame escenografía que solo los beneficia a ellos, a quienes controlan las multinacionales, a los fabricantes y traficantes de armas, a las mafias organizadas, a los banqueros, a los multimillonarios, a los políticos venales y corrompidos, a los amos del mundo que nos utilizan a todos y que para hacerlo, se apoyan en nuestro “precario discernimiento moral frente al bien y frente al mal” para la vida, para el planeta y para la humanidad.

Exacerbar el morbo humano, visibilizando y amplificando el amarillismo más ruin frente al dolor de nuestros semejantes, no es la mejor opción para inducir a la toma de conciencia colectiva. Denunciar que esta estrategia es francamente útil a los detentadores del poder es el desafío de una prensa libre e independiente. A quienes no lo creen así, habrá que preguntarles : ¿Cuánto dolor y rabia han sentido por los miles de seres humanos que han perecido en los meses recientes en altamar o en las costas europeas, -sin derramar sangre a la vista-?. Seres humanos que solo intentaron huir desesperadamente del horror de las guerras civiles instigadas las más de las veces por las potencias occidentales, las que a la postre terminan apropiándose del saqueo del que son víctimas en sus propios territorios.

Apreciado ciudadano (a) francés, le solicito encarecidamente que piense, repiense y actúe ante lo que su gobierno propone y hará y, que por sobre todo, recuerde que usted y yo y los demás, somos apenas mortales visitantes temporales del planeta.

Atentamente,

José Alberto Tejada Echeverri
Presidente Corporación CECAN
Director Canal 2 TV Cali Colombia
www.corporacioncecan.org
www.canal2.co

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

About The Author

Canal2

No Comments

Leave a Reply

Canal 2 Cali