• Escríbenos a nuestro Whatsapp: 316 764 20 88

Se hicieron ‘agua’ los dineros de ola invernal en el Valle del Cauca

El balance que deja en el Valle del Cauca el programa Colombia Humanitaria, a través del cual el Gobierno Nacional destinó $5,2 billones para atender la emergencia generada por la ola invernal en todo el país, parece más bien una compilación de historias macondianas.

Obras construidas en el lugar equivocado, otras que nada tenían que ver con la ola invernal, algunas contratadas antes de declararse la emergencia, construcciones que nadie vio y casos donde la comunidad se opuso porque eran más perjudiciales las obras que las lluvias, son algunas de las situaciones que se han dado en el Valle, departamento que, finalizado el programa, registra el porcentaje más alto en obras inconclusas en todo el país.

Aunque el balance final de la Gerencia de Colombia Humanitaria asegura que en el Valle se han concluido el 93% de las obras de contención de cuerpos de agua y mejoramiento y rehabilitación de vías, una visita sobre el terreno encontró que el porcentaje de ejecución sería muy inferior, toda vez que proyectos que presentan serias irregularidades figuran terminados en un 100% y otros registran un avance de obra que no se ajusta a la realidad.

Los casos que revisten mayor gravedad, y que ya han pasado, incluso, a conocimiento de los órganos de control, se dieron en Sevilla, Buenaventura, Roldanillo, Ginebra, San Pedro y Jamundí, donde casi ninguna obra se culminó de manera satisfactoria y pese a la inversión, algunas comunidades prefieren no haber sido “beneficiadas” con las obras porque hoy sus inconvenientes son mayores.

Tomando como base el balance final del programa, en el Valle del Cauca estarían comprometidos recursos por más de $20.000 millones de cerca de 28 obras que fueron contratadas y que ahora deberán ser los organismos de control los que aclaren las responsabilidades de exalcaldes, contratistas e interventores.

Lo inexplicable es que si estas obras se adjudicaron sin mediar una licitación, con el argumento de que era una urgencia manifiesta y no había tiempo de adelantar el proceso normal de contratación de obras públicas, dos años después esas obras “urgentes” no se hayan terminado, fueron abandonadas por el contratista o, simplemente, no han iniciado.

El exsecretario de Infraestructura del Valle del Cauca Juan Gerardo Sanclemente, quien estuvo en todos los contratos que firmó la Gobernación, explicó que el retraso en las obras del Departamento es justificado porque son proyectos de enorme cuantía y que no se podían concluir en seis meses o un año, como los de alcaldías.

“Las obras que debieron contratar los alcaldes de los 42 municipios del Valle eran por valores inferiores a los $250 millones, mientras la Gobernación eran de varios miles de millones y apenas se están entregando porque eran proyectos muy ambiciosos”, reiteró Sanclemente.

En general, de las 184 obras que fueron aprobadas en el Valle, solo 55 fueron terminadas en condiciones ‘normales’, 112 fueron recibidas ‘con observaciones’ y 17 más figuran en ‘estado crítico’.

¿Fallaron las interventorías?

A través de un derecho de petición, El País conoció los informes en los que la Contraloría General de la República advertía sobre la debilidad de los controles que estaban ejerciendo los interventores, que estaban obligados a enviar un informe mensual del seguimiento a las obras.

Señaló, en especial, a la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de Tuluá y el Centro del Valle del Cauca, sobre la que señala que “se evidencian graves fallas en la interventoría, lo que no podría considerarse un hecho aislado, ya que se contrató al mismo interventor para las obras de los municipios de Roldanillo, Ginebra, Calima-El Darién, Caicedonia, Bugalagrande, Riofrío y San Pedro, las cuales corresponden a las obras que presentan mayores problemas”.

José Ignacio Muñoz, quien firmó el traslado de hallazgos como contralor provincial, aseguró que en un seguimiento que han realizado a varios contratos de Ola Invernal en el Valle del Cauca, “en ninguno de ellos se encontró el soporte de pagos de seguridad social de los empleados y de los impuestos parafiscales”.

Igualmente, detalla la cantidad de problemas que existen con las pólizas de seguro que ya se vencieron en muchos de esos contratos sin que se hayan concluido en su totalidad las obras, “lo que evidencia las graves fallas en la interventoría, generando riesgos ante eventos no cubiertos”, aseguró el Contralor.

El País buscó a Rodolfo Ramírez, representante legal de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de Tuluá y el Norte del Valle del Cauca, quien dijo que ya fue citado por la Fiscalía a Bogotá y ya hizo la aclaración respectiva.

“Ellos creían que la plata se la habían robado y que las obras no estaban, pero yo entregué el registro fotográfico y toda la documentación. Lo que pasa es que la Contraloría se basó en que faltaban documentos y actas, cosas que obedecían a problemas internos de las alcaldías y que a nosotros como interventores eso se nos salía de las manos”, dijo Ramírez.

EL País le presenta una lista donde encontrará de manera ampliada los casos que revisten mayor gravedad, y que ya han pasado a conocimiento de los órganos de control.

Sevilla estaba más protegido cuando no habían invertido

Un capítulo aparte merece el caso de Sevilla, donde sin mayores estudios fueron aprobadas cuatro obras para atender la emergencia invernal, tres por parte de la Alcaldía y una contratada por la Gobernación, en las que parecen resumirse todas las irregularidades que se pueden presentar en materia contractual. 

En Buenaventura no aparecen obras, contratista ni plata

En Buenaventura la actual Administración Municipal, ni el Concejo ni los entes locales de control tenían siquiera conocimiento de que el municipio había sido beneficiado con tres obras de Colombia Humanitaria. 

Jamundí, en cero

En Jamundí la reparación de la vía Pueblo Nuevo-Comuneros se estancó en el 48% de ejecución y se vencieron las pólizas sin que el ingeniero Juan Manuel Medina terminara la obra. 

Critican calidad de las obras en San Pedro

Aunque en San Pedro ya fueron entregadas todas las obras, la Contraloría halló problemas de calidad en la construcción. 

Los puentes ‘voladores’ que no han logrado convencer en Roldanillo

En Roldanillo la Corporación Autónoma Regional del Valle entregó concepto negativo para la demoler y reconstruir tres puentes sobre el río Roldanillo, y contra viento y marea se entregaron los tres contratos por $750 millones. 

Los líos en Ginebra

Las tres obras de la Alcaldía, que suman $750 millones figuraban en noviembre como suspendidas y el avance físico oscilaba entre el 15% y el 35%, valores que la Contraloría encontró inflados y que criticó por las irregularidades halladas en los documentos y el “incumplimiento de contratistas y la interventoría” que se deriva en informes “poco confiables e inexactos”.

Rodolfo Ramírez, interventor de las obras contratadas con los ingenieros Jaime Andrés Montes, Luis Federico Valencia y Dora Alba Valencia, explicó que allí hubo toda clase de problemas.

“En la rehabilitación de la vía Jardín – Flautas hubo problemas de orden público, luego se nos vino una avalancha y por último el contratista terminó medio emproblemado, pero digamos que hoy es la obra más colgada que tenemos. El último lío que tuvo el contratista fue que los grupos ilegales no lo dejaron subir y le devolvieron la maquinaria, pero las otras dos obras están hoy en un 50% o un 60% de ejecución”, dijo el interventor. El País estuvo en Flautas y confirmó que la obra está abandonada hace más de una semana y con un nivel de ejecución muchos más bajo de lo que afirma el intenventor.

En el lugar equivocado

Los casos más insólitos ocurrieron en los municipios de Caicedonia y Trujillo, donde los documentos de Colombia Humanitaria y de la Contraloría aseguran que las obras se hicieron en el lugar equivocado.

Las cinco obras de Caicedonia suman $1.367 millones, cuatro de Alcaldía y una de Gobernación y ya fueron entregadas, pero una de ellas se recibió “con observaciones”. Al revisar las observaciones a la rehabilitación de la vía Bosque Bajo-Risaralda-El Frontino, que hizo el ingeniero Fabio Zamudio resulta que “la obra se ejecutó en sitio diferente al aprobado”.

En Trujillo, por su parte, Colombia Humanitaria reportó que “el objeto de la obra realizada no corresponde a lo aprobado”.

Al respecto, la exalcaldesa Gloria Amparo Espinosa dijo que las obras se entregaron a cabalidad y en la fecha establecida y aseguró que lo único que hubo fue un problema de precisión porque “decía que era en el kilómetro 14, pero en realidad era en el 16”.

Fuente : http://www.elpais.com.co/elpais/valle/noticias/informe-vea-como-hicieron-agua-dineros-ola-invernal-valle-cauca

Publicaciones relacionadas:

Comentarios

comentarios

Etiquetas: , , ,

About The Author

Canal2

No Comments

Leave a Reply