• Escríbenos a nuestro Whatsapp: 316 764 20 88

Veeduria Ciudadana por la Democracia y la Convivencia Social :Luz Betty Jimenez de Borrero y Pablo A. Borrero

MANEJO ECONOMICO INSOSTENIBLE

A pesar de los augurios del gobierno y del banco de la República en el sentido de que la economía crecerá en un 4.8% en este año, dicho pronóstico no parece corresponder con la realidad la cual nos indica que el manejo económico es insostenible a mediano y largo plazo dadas las circunstancias internas y externas por las que atraviesa el país.

El propio ministro de Hacienda ha revelado sus temores de que el sector minero-energético que jalona el motor económico está entrando en una nueva dinámica de menor crecimiento con relación a años anteriores, circunstancia ésta que se hace cada vez más evidente en la medida en que crece la competencia a nivel internacional y se reduce la demanda efectiva de materias primas exportables como el carbón, el petróleo, etc, especialmente con destino a los mercados de Europa y de la China respectivamente.

Lo realmente inquietante es que el país no solo no está preparado para afrontar las dificultades que conlleva dicho proceso de desaceleración económica, sino que por cuenta de las políticas neoliberales, la economía se ha venido desindustrializando hasta el punto de que buena parte del consumo industrial y agrícola procede del exterior con graves consecuencias para la economía nacional.
A todo lo anterior se suma el ingreso al torrente monetario de ingentes cantidades de divisas (dólares) que han valorizado artificialmente el valor de la moneda, dando pie a la existencia de la denominada “enfermedad holandesa”. Dichas divisas son utilizadas en términos generales en la especulación financiera que nada tiene que ver con la creación de riqueza nacional. Es de anotar que el presidente Santos ha implementado una serie de reformas de carácter tributario mediante las cuales se reducen los impuestos a las inversiones extranjeras de portafolio (acciones, bonos, TES) de un 33% a un 14%, lo que hace que se inunde el mercado de capitales que no son objeto de mayores controles por parte de las autoridades financieras.

En estas circunstancias será muy difícil reducir las tasas de desempleo por debajo del 10%, no obstante las promesas oficiales encaminadas a proteger parcialmente la producción y el empleo formal, en un afán por resolver estadísticamente dichos problemas, en un país en donde no crece adecuadamente la producción industrial y agrícola y las clases dirigentes están llevando la economía a un estado de estancamiento y de crisis generalizada.

Frente a ésta situación las clases y sectores sociales democráticos y progresistas están en la obligación de organizar y realizar las acciones necesarias para lograr no solo el cambio del modelo económico sino el verdadero cambio social y político que se requiere en los actuales momentos y que les permita avanzar por los caminos de una sociedad más justa, en paz, con auténtica democracia y bienestar general en igualdad de condiciones para todos los colombianos.

LUZ BETTY JIMENEZ DE BORRERO             PABLO A. BORRERO V.

PRESIDENTA VEEDURIA                               VEEDOR CIUDADANO

Publicaciones relacionadas:

Comentarios

comentarios

About The Author

Canal2

No Comments

Leave a Reply