• Escríbenos a nuestro Whatsapp: 316 764 20 88

Así funciona el ‘cazador’ de los infractores del Tránsito en Cali

Por: Redacción de El País 

Dos fueron los años que permaneció guardado el vehículo de fotodetección de la Secretaría de Movilidad de Cali.

Durante su ausencia, los espacios recuperados en las vías del centro de Cali, Imbanaco y los alrededores de los centros comerciales fueron invadidos de nuevo por carros y motos mal parquedos.

Esta semana el vehículo rodó de nuevo por las vías de la ciudad. Solo esta acción bastó para que los infractores salieran despavoridos de los locales comerciales y oficinas, con llaves en mano y las miradas azaradas, para evitar la multa por mal parqueo. Uno a uno, carro a carro, moto a moto, fueron llevados hasta los estacionamientos autorizados.

Muchos fueron los insultos disparados hacia el vehículo y sus tripulantes, sin embargo, la vía quedó casi despejada. Algunos infractores, en un acto de viveza, taparon las placas de sus vehículos. Lo que desconocen es que esto les acarreará doble sanción ($374.250 por mal parqueo sumado a los $170.000 por obstruir la placa).

El recorrido del ‘huevito’, como es conocido el vehículo, no es improvisado. Sale todos los días desde la Secretaría de Movilidad y a las pocas cuadras llega al Centro Comercial Único, allí imparte los primeros comparendos. Después sube al Centro por la Carrera 4 y baja por la Carrera 5. Su destino siguiente es el Centro Comercial Chipichape. La travesía culmina en el sector de Imbanaco.

“¿Qué mira, sapo?”, “es solo un momentico”, “sacaron las fotomultas solo para llenarse de plata”, “deje trabajar hp”, “yo no sabía que aquí no se podía parquear”, “¿Por qué me multan a mí y no al que está delante?”, son los pretextos calcados de los infractores.

En su recorrido esta furgoneta ha llegado a sancionar personas que rayan en el descaro del irrespeto hacia la norma. Como sucede en la Carrera 5, justo al frente de La Fortuna. Allí, incluso, un personaje con trapito en mano cobra por estacionar motos. Frente la iglesia La Merced también es una práctica habitual descargar mercancía en grandes camiones que ocupan uno de los dos carriles de la vía sin importar el infarto que generan en la vía.

En el Teatro Municipal también son habituales las hileras de motos, algunas de ellas con las placas tapadas. En los alrededores de Chipichape es tal la cantidad de vehículos estacionados que una tutela obligó a realizar operativos constantes porque se veía afectada la movilidad -como derecho fundamental- de varios habitantes y trabajadores del sector.

Dos son los vehículos de fotomultas que salen a realizar los recorridos por la ciudad. Según datos de la Secretaría de Movilidad, interponen un promedio de 15 infracciones al día, cada uno. El guarda que maneja el vehículo dice que la intención más que imponer la sanción es generar conciencia.

“En nuestro recorrido si hay algún vehículo mal estacionado se le pita, se le hace el cambio de luces, esperamos entre uno o dos minutos a que llegue el conductor, damos la vuelta a la manzana. Si volvemos y el vehículo sigue en zona prohibida, aplicamos la infracción”, comenta César Anacona, el agente de Tránsito que está al frente de este vehículo de fotodetección.

Cada automotor mal parqueado queda registrado en una foto panorámica, que revela detalles sobre el lugar exacto en el que está ubicado, y en otra imagen cerrada queda el detalle de la placa del infractor. La multa no se hace efectiva inmediatamente sino que llega hasta el Centro de Control de la Secretaria de Movilidad donde es verificada.

El guarda de tránsito al volante de este vehículo enfatiza que no quiere que estigmaticen su labor. “Lo único que buscamos es educar a los caleños”.

El efecto sicológico

Para los expertos en movilidad la principal herramienta que tiene el carro de fotomultas es su efecto disuasivo, el cual se perdió luego de que fueran retirados de circulación. Janeth Mosquera, profesora de la Escuela de Salud Pública de Univalle y experta en movilidad, sostiene que cuando hay indisciplina en las vías se necesitan medidas como los vehículos de fotomultas.

“Es una buena iniciativa de la Secretaría de Movilidad, pero cuando se retiraron los vehículos de fotomultas, hace dos años, se perdió todo el trabajo que se venía haciendo”, manifiesta.

La experta agrega que le preocupa que parte del personal de Tránsito para aplicar esta estrategia esté destinado a trabajar para los centros comerciales, descuidando otros sectores.

“Es importante que también las fotomultas móviles se metan a los barrios donde hay problemas de estacionamiento, tal como sucede en Ciudad Córdoba. También sería bueno que habilitaran las fotomultas móviles para que capten las motos que se suben a los andenes, sobre la Carrera 1 y Calle 5, para evitar el tráfico en horas pico”, complementa Mosquera.

Para la psicóloga, con magíster en sociología, Ivone Leadith Díaz, medidas como la de las fotomultas tienen que ser continuas para que tengan efecto.

“Además hay que hacer campañas para que el aprendizaje de la norma se incorpore al ciudadano, sino es tiempo perdido”, dice.

La experta concluye que lo que tiene que buscar la Secretaría de Movilidad es que el caleño interiorice que no debe trasgredir la norma y no temerle a la sanción, como ocurre actualmente. “Si nos quedamos en el miedo a la multa apenas desaparezcan los controles se vuelven a repetir los malos comportamientos”.

Con cierre a noviembre del 2017 la Secretaría de Movilidad impartió 143.356 multas con el sistema de fotodetección. Los guardas pusieron 176.237 comparendos.

La tecnología

Los dos vehículos de fotodetección cuentan, cada uno, con dos cámaras de alta resolución. Las furgonetas están debidamente contramarcadas con los logos de la Alcaldía de Cali y la Secretaría de Movilidad.

El valor total del vehículo, con todo su paquete tecnológico, asciende a los $180 millones. Tiene cámaras nocturnas y un flash similar al del helicóptero de la Policía que emite una luz que no es perceptible al ojo humano.

Las cámaras no son automáticas sino que son activadas por los agentes de Tránsito que verifican si se está infringiendo una norma .
Actualmente los dos vehículos están operando de 8:00 a.m. a 2:00 p.m. y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m. pero en pocos días se ampliará al horario nocturno.

Las cámaras pueden registrar fotos y vídeos que son utilizados como evidencia para impartir la infracción.

Tenga en cuenta, que la sanción le llega por correo electrónico o por correo certificado. O a través del Registro Único de Tránsito.

Después de la notificación usted tiene 10 días hábiles para aceptar o no la infracción. De llegar a aceptarla dentro de esos 10 días se le reduce en un 50 % el valor.

About The Author

Canal2