• Escríbenos a nuestro Whatsapp: 316 764 20 88

Del puente para allá y para acá, en Juanchito, hay un trancón permanente

La vía Cali-Candelaria sigue sin soluciones. En promedio, pasar el puente de Juanchito tarda una hora. La comunidad no quiere peaje y reclama soluciones.

La vida para quienes tienen que transitar todos los días por la vía Cali-Candelaria cambió en los últimos años. Hoy, en cada viaje deben armarse de paciencia para soportar como mínimo una hora de trancón y poder atravesar el desgastado puente de Juanchito.

Una empresaria del sector del cuero, que tiene su compañía en el Parque Industrial La Nubia confiesa:“Si entrar y salir de Candelaria sigue así de complicado, los industriales nos vamos a ir”.

En esta compañía los horarios han tenido que cambiar. Para llegar a tiempo a las citas de negocios prefieren movilizarse a medio día, nunca en horas pico. En muchas ocasiones, dice, los trabajadores prefieren caminar de La Nubia hasta el puente o viceversa. “Les rinde más caminando porque entre el Parque Industrial y el puente de Juanchito se pueden demorar 45 minutos o 1 hora en carro, cuando ese tramo se hace en 5 minutos si no se formaran trancones”, afirma.

El caos vehicular lleva a que muchos prefieran dar la vuelta por Palmira para llegar a Cali. Eso le ha tocado hacer a Alberto Yepes, gerente de Pintudisolva, una pequeña empresa de pinturas. “A veces cuando hacemos despachos para Cali preferimos salir por Palmira, nos demoramos menos que intentar pasar el puente. Este es un asunto muy grave, se perjudican la industria y la comunidad, no es posible que un carro salga a las 2 de la tarde y sean las 4 y todavía no pase el puente”, dice.

¿Por qué el caos?

Por la vía Cali- Candelaria transitan diariamente unos 22.000 vehículos, una gran parte de carga, pues en la zona se ubica la Central de Abastecimientos del Valle, Cavasa.

Según datos de la Secretaría de Infraestructura del Valle del Cauca, esta cifra indica que la carretera está saturada. La autopista Cali Yumbo mueve 70.000 carros diarios, pero tiene una doble calzada y una alternativa que es la antigua vía a la ciudad industrial del Valle.

Cifras de la Cámara de Comercio de Palmira indican que en Candelaria hay 1045 sociedades, de las cuales 164 son industriales. Pero solo en Cavasa se reportan 314 organizaciones empresariales y en el Parque Industrial La Nubia operan 20 compañías.

Adicionalmente, la expansión en vivienda se ha dado hacia este sector. En los dos últimos años se vendieron 1142 viviendas nuevas en Candelaria y a la fecha se construyen 632 unidades adicionales, según Camacol Valle.

“Todo esto hace que la vía hacia Candelaria esté saturada con un impacto muy grande en los trabajadores que a diario transitan por ahí y para las empresas. No es raro demorarse una hora para pasar el puente de Juanchito, sin contar que es una carretera insegura y con altos niveles de accidentalidad”, afirma Mauricio Iragorri, presidente del Comité Intergremial y Empresarial del Valle.

¿Y la doble calzada?

La carretera entre Cali y Candelaria, de 17 kilómetros, prácticamente es la misma que existía tres décadas atrás, no tiene una demarcación completa y hay tramos en mal estado, en especial en la zona de Cavasa.

En los últimos 10 años, se llevó la calzada de 7 metros a 10 metros; entre Cavasa y Villagorgona hay 1,5 kilómetros ampliados y el Invías hizo las bermas.

Hace 18 años se adjudicó una concesión para construir la doble calzada con peaje, contrato que fracasó y el concesionario apenas amplió y rehabilitó algunos tramos. Durante tres años los vallecaucanos pagaron $15.000 millones en peaje y luego el Gobierno del Valle tuvo que cancelar, en compensación al contratista por haber terminado la concesión, un poco más de $28.000 millones.

Hoy, casi 20 años después, la vía está en las mismas condiciones y no hay claridad de dónde saldrán los recursos para llevarla a doble calzada o por lo menos, como dice el empresario Alberto Yepes, que se construya otro puente.

Carlos Hernando Navia, secretario de Infraestructura del Valle, afirma que la vía Cali-Candelaria hace parte del plan vial del Valle que ha sido priorizado y respaldado por el Ministerio de Transporte. “Hoy tenemos el diseño del puente nuevo y del tramo entre Juanchito y Cavasa, un estudio que se hizo con dineros de vigencias futuras. Con el Ministerio se consiguieron $745 millones para llevar los estudios a fase tres, terminar el tramo Cavasa-Candelaria y revisar las condiciones del puente actual”, afirma el funcionario, quien destacó que este contrato ya está en marcha y finalizaría en mayo.

Pero aún quedaría faltando el análisis de la afectación predial y en especial determinar cómo se financiará esta obra, pues el Valle no tiene recursos. El presupuesto de infraestructura para este año es de $10.000 millones, que incluye funcionamiento e inversión para todas las vías a cargo del Departamento, como es el caso de Cali-Candelaria. En un escenario ideal, el Departamento debería invertir en promedio $180.000 millones a la red vial pavimentada para rehabilitación, pero en la realidad no se hace.

María Claudia Álvarez, directora de la Cámara Colombiana de la Infraestructura en el Suroccidente, afirma que el ambiente para que invierta un privado en esta vía no es el mejor, porque hay una oposición abierta a la opción de un peaje, por lo que cree que la solución la tiene el Gobierno.

Mauricio Iragorri opina que sí es posible conseguir recursos públicos, haciendo un contrato-plan entre la Nación y el Valle. “Hay que gestionar los recursos. Es un trabajo que se hace con el Bloque Regional y los gobiernos, también hay que mirar si es posible por regalías”, dice.

Para el Secretario de Infraestructura, lo primero es terminar los estudios para luego salir en busca de recursos. Una opción que plantea es que se pueda disponer de $13.000 millones de regalías como un aporte de la región y buscar contrapartidas del Estado.

Pero mientras sigue la discusión si la vía se hace con recursos públicos -que en este momento no existen- o la construye un privado (tampoco hay propuestas formales), los usuarios viven el drama de transitar por una vía en mal estado. Además deben convivir con el trancón diario del puente de Juanchito, que se acrecienta por el retén que hace la Policía Nacional justo antes del límite entre Cali y Candelaria y que contribuye a que nadie quiera pasar del puente para allá.

Publicaciones relacionadas:

Comentarios

comentarios

About The Author

Canal2

No Comments

Leave a Reply